Fantasmas terroríficos

¡Muy fácil! Tan sólo necesitas:

  • Rotulador negro.
  • Pintura o témpera blanca.
  • Pincel.
  • Hojas de los árboles.

¿Cómo hacerlo?

Con la témpera blanca, pinta la hoja. Deja secar y a continuación con el rotulador negro colorea los ojos y la boca.

Y te saldrán unos fantasmitas tan monos como los de la foto para decorar Halloween!